Decálogo del bloguero novato

Decálogo del bloguero novato
Bloguero novato

Ser novato es complicado en cualquier ámbito y la blogosfera no es una excepción. Al principio, las dudas surgen a cada rato. Este decálogo trata de orientar, a los que comienzan, con pequeñas recomendaciones. Algunos, más que consejos, son auténticos requisitos básicos, casi casi mandamientos. Otras, por el contrario, son píldoras que facilitan mucho la vida del abnegado blogger principiante. Todas ellas han sido extraídas de un post, que hace algunas semanas redactamos para Websa100. Allá van:

  • Identificar nuestros objetivos. Debemos tener claro por qué necesitamos el blog. No es lo mismo emplearlo por mero entretenimiento, que convertirlo en el elemento central de nuestra estrategia de marketing digital, por ejemplo.
  • Leer otros blogs. Es importante echar un vistazo a otras bitácoras, sobre todo las que sean análogas a la nuestra y leer sus artículos. Y es que antes de lanzarse a la piscina lo mejor es conocerla con detalle.
  • Elección de plataforma. La duda del millón por antonomasia. Blogger, WordPress, Joomla… ¿cuál elijo?. Seamos prácticos: Blogger es ideal para los que desean publicar sin más, despreocupándose de cuestiones de tipo técnico. Para quienes quieren más y un blog cargado de prestaciones WordPress  puede ser la vía.
  • Dominio y hosting. No son imprescindibles para los principiantes, aunque son recomendables si se emplea el blog como herramienta de marketing digital. La elección del hosting tiene su relevancia, aunque pueda parecer un asunto baladí al principio.
  • Contenido. Mimar el contenido es siempre importante, tanto en blogs amateurs como profesionales. La información original y de calidad se privilegia en los buscadores y ayuda a atraer potenciales clientes.
  • Facilitar la lectura. Cuando escribimos un post hemos de pensar en nuestros lectores. Debemos facilitarles la lectura escribiendo párrafos cortos y rompiendo la monotonía del texto con fotografías, vídeos, empleando negritas e insertando enlaces internos y externos.
  • Mantenimiento. Un blog debe actualizarse, igual que las plantas necesitan ser regadas. No existe una regla fija, pero insertar contenido al menos un par de veces o tres por semana parece un ritmo  razonable. Si es a diario, mucho mejor. Este es un factor que también influye en SEO.
  • Difusión. Empleemos las redes sociales para multiplicar el alcance de nuestros posts. Por ello, es aconsejable instalar botones de cada una de las plataformas en los artículos del blog, ayudará a que otros lectores hagan los mismo.
  • Plantillas. Si no deseamos parecer tan novatos, podemos adquirir plantillas premium (de pago). Darán un aspecto diferente, personal y original a nuestro blog.
  • Mediciones. Analizar el seguimiento de las publicaciones es aconsejable, pues nos puede proporcionar una instantánea de la aceptación de los posts e indicarnos los aciertos y los fallos en los que incurrimos. Google Analytics es una excelente opción.

Hay otros muchos consejos, pero con los anteriores bien aprendidos estaremos listos para lanzarnos a la aventura y para sacar al aire nuestro proyecto en forma de bitácora.  Aunque ése no será el final de la película, restará el mantenimiento regular del blog, con el objetivo de crecer en calidad, contenido y seguidores.

Fuente / Websa100

Foto /  Wikimedia Commons-Cortega9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s