20 consejos para una eficiente redacción web

ratón

La redacción web adquiere importancia, a paso lento pero seguro, en un planeta con casi la mitad de su población conectada a la Red. Sin embargo, escribir para Internet de manera eficiente exige tener presentes ciertos aspectos, que aquí repasamos en forma de 20 consejos útiles.

La evolución de Internet no deja de impresionarnos año tras año. Según un reciente estudio elaborado por We Are Social, el planeta lo habitamos en torno a 7.210 millones de personas y, de éstas, más de 3.000 millones somos usuarios activos de la Red. Además, alrededor de 2.078 millones de seres humanos poseemos una cuenta en alguna plataforma social. Estas cifras son de enero de 2015 y representan un incremento del 21 y del 12 por ciento respectivamente, en relación con el mismo mes del año anterior. Por su parte, Europa occidental es la segunda región del mundo, tras Estados Unidos, con mayor penetración de Internet en los hogares y empresas (81 por ciento).

redacción web exitosa

El año pasado estuvieron activas en los cinco continentes 968.888.453 páginas web. Esta impresionante cifra, además de las señaladas en el párrafo anterior, subraya la importancia que están adquiriendo los contenidos online y, dentro de los mismos, el texto escrito como “rey” de todos ellos. La redacción web y la curación de contenidos se están convirtiendo en profesiones con gran proyección de futuro, porque las organizaciones comienzan a concienciarse de la importancia de aportar información útil y relevante a sus públicos objetivos.

La calidad de la redacción web empieza a ser una obsesión para muchos millones de usuarios de la Red. Si eres uno/a de ellos y quieres apostar fuerte por el contenido escrito de calidad en tu web o blog, te ofrecemos 20 consejos que debes tener muy en cuenta:

  1.  Utiliza la voz activa. Es más directa, más sencilla de entender y llama a la acción de manera más eficaz.
  2. No te olvides de los detalles importantes, si es posible en el primer párrafo. Más abajo nos referimos a la trascendencia de los “leads” o “párrafos fríos” y a la “Pirámide Invertida”.
  3.  Crea un titular que llame la atención. Recurre a las técnicas clásicas del periodismo para tal acción, sin olvidar que lo idóneo es moverse entre 30 y 70 caracteres.
  4.  Ten presente que escribes para ser leído/a en una pantalla. Leer en pantalla es muy diferente a hacerlo en papel físico, concretamente un 25 por ciento más lento.
  5.  La concisión al poder, sé claro/a. Ya lo dijo Chéjov: “La brevedad es hermana del talento”.
  6. Las palabras clave tienen su importancia, pero no te obsesiones. Intenta que aparezcan en el título, en la URL, en metadescripciones…Sin embargo, nunca olvides que escribes para personas y no para buscadores.
  7. Emplea un lenguaje estándar, olvídate de jergas y de tecnicismos. Es una garantía para alcanzar a un mayor número de personas.
  8.  Sé siempre positivo. Utiliza palabras impactantes y que generen “buen rollo”.
  9. Las imágenes son el mejor complemento del texto escrito, aplícatelo. Las fotos o el vídeo son ideales para facilitar la transmisión y comprensión del mensaje. No olvides optimizarlos de cara a SEO, pues también el multimedia es decisivo en el posicionamiento natural.
  10. Confecciona una llamada convincente a la acción. El lector debe sentir la imperiosa necesidad de actuar, de movilizarse.
  11.  Introduce enlaces internos y externos a sitios de confianza y prestigio. Los hipervínculos son característicos del medio Internet y un factor destacado dentro del posicionamiento en buscadores.
  12. No copies, ofrece contenidos inéditos y de calidad. Recuerda que los textos duplicados o carentes de valor se penalizan por parte de Google.
  13.  Insufla emoción. Trata de contagiar emociones y sentimientos siempre positivos.
  14.  Alterna frases largas y cortas, para dar ritmo al texto.
  15.  Tenlo presente: incluye sólo una idea en cada párrafo.
  16.  La “Pirámide Invertida” siempre como referencia. En periodismo, es sagrada a la hora de organizar las ideas. Los primeros párrafos (leads o fríos) deben contener toda la información fundamental. En ellos deben responderse a las cuestiones básicas: quién, qué, cómo, dónde, cuándo, por qué… Los siguientes párrafos desarrollan todos esos datos, de mayor a menor importancia.
  17.  Las viñetas, listas, negritas y subtítulos te ayudan a aligerar el contenido. Contribuyen a entender el texto y a ir directamente a lo que interesa.
  18.  No obvies los “mandamientos” de los grandes buscadores. Tener unos mínimos conocimientos de SEO es fundamental para la redacción web de nuestros días. Por otro lado, Google y el resto de buscadores rastrean páginas web individuales, no sitios completos. Por ello, es importante vigilar el contenido en cada una de aquéllas.
  19.  Genera información que aporte valor añadido. Trata de diferenciarte de la competencia, procura no repetir los temas que otros ya han abordado o, en todo caso, aporta un nuevo punto de vista al respecto.
  20.  Piensa siempre en el lector. Tenlo siempre como referencia, pues se trata de persuadirlo, de llamar su atención y atraparlo. Utiliza el “tú” mejor que el “usted”, apuesta por un estilo ágil, ve al grano y evita el estilo publicitario (siempre que puedas, claro).

En definitiva, recuerda que la cercanía, el lenguaje próximo o empatizar con el lector son aspectos vitales en una redacción web exitosa. Todo ello, obviamente, sin olvidar la orientación SEO, el cuidado de la información de calidad que se ofrece, la simplificación de la lectura en pantalla, la creatividad y el tono positivo. Con estos ingredientes en la cazuela, tu blog posee muchos enteros para convertirse en un plato estrella dentro de ese menú cuasi infinito llamado Internet.

Writtent

Anuncios